El bálsamo acondicionador de Fabiola que nutre y repara el cabello de forma natural

¿Te sueles lavar tan deprisa el cabello que obvias el acondicionador? ¿Tienes poca paciencia como para esperar a que la crema surja efecto? ¿O simplemente no sabes cuál es su función?

Todos podemos llegar a pensar que utilizando únicamente champú vamos de sobra, pero la realidad es que esto no es suficiente si queremos proteger, cuidar y mantener nuestro cabello siempre sano y con un aspecto brillante y reluciente.

Nuestra melena está expuesta a todo tipo de factores externos, dañinos y contaminantes, todo ello sin olvidarnos del uso frecuente de planchas y secadores, lo que tarde o temprano termina estropeando nuestro querido cabello.

El acondicionador es el mejor aliado del champú, hasta podríamos tacharlo de imprescindible y vamos a convencerte de ello nombrándote sus cualidades más destacadas:

Hidrata el cabello y mantiene la humedad. Básicamente el acondicionador es para el pelo lo que una crema es para la piel. 

-Aporta suavidad y facilita el peinado, tanto en mojado como en seco. El acondicionador hace que el peine o el cepillo se deslice mejor a través de las fibras capilares, lo que permite desenredar esos nudos imposibles de forma más sencilla y rápida.

 -La superficie lisa y alineada del cabello que se consigue con la crema aporta brillo al pelo.

-El acondicionador crea una película protectora alrededor del pelo, lo que previene la rotura del cabello y las puntas abiertas, proporcionando una mayor elasticidad, favoreciendo la reparación del cabello.

-Reduce el encrespamiento.

-Minimiza la electricidad estática.

Por todo ello en Fabiola estrenamos nueva gama de bálsamos acondicionadores ecológicos que podrás combinar con tus champús favoritos de la marca. 

El bálsamo de argán y coco nutre el cabello en profundidad gracias a su alto contenido en proteínas, vitaminas y ácidos grasos, siendo idóneo para cabellos secos o castigados.

El bálsamo reparador de quinoa consigue reparar la fibra capilar al mismo tiempo que fortalece el cabello y lo protege de las agresiones externas, todo ello debido a su alto contenido en aminoácidos, proteínas, vitaminas y minerales.

Modo de empleo

Tras aclarar bien el champú con agua fresca, aplícalo de manera uniforme y sobre el cabello húmedo desde el medio hasta las puntas, evitando la raíz.

Déjalo actuar entre 2 y 5 minutos y luego enjuágate, pero sin frotar en exceso. Seca con una toalla suavemente y continúa tu rutina de peinado habitual para lucir una melena espléndida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.